Los botines se deben elegir sin prisas

Pasear es una acción esencial de cara a los hombres porque nos da independencia y contribuye a que tengamos una buena salud.

Con los pies de las niñas debemos ser precavidos. Un mal aprendizaje cuando comienzan a andar, no cuidar las uñas y también decantarse por unos botines inapropiados actos que pueden estropear sus pies.

Cuando los niños tienen unos meses comienzan a arrastrarse por el suelo y más adelante empiezan a caminar, si no se observan anormalidades en las extremidades que sostienen su cuerpo en ningún caso tienen que ir al podólogo, por lo tanto los papás y las mamás deberán de fijarse en la apariencia de las extremidades que permiten la locomoción y las estructuras que protegen los dedos.

El disfraz medieval hay que cortarlos muy bien, nunca se deben curvar y siempre lavando la tijera de antemano.

Los botines se deben elegir sin prisas y por supuesto con anterioridad debería de constatar el ancho y la largura de las extremidades que sostienen el cuerpo, comprando en el caso de que no lo vea claro el que tenga más anchura con la intención de que las partes prolongadas en que terminan los pies no tengan que estrecharse y por tanto los tenga más holgados. Cuando el mocasín no tiene amplitud puede que no aprenda a andar bien, por lo tanto tendrían que supervisar sus movimientos iniciales pues el niño de ninguna manera podrá decirnos que le oprimen. Excluya los modelos con la parte que amortigua los pasos demasiado dura además de las pascualas que lleven los arcos reforzados puesto que interrumpen la evolución normal de los pequeños. Las bases de las botas tienen que ser rígidas y también que eviten los deslices pues su niño podrá escurrirse si llueve.

Los zapatos adecuados para el pequeño serán las botas debido a que el calzado menos alto podría generar roces en la parte que permite articular el pie. Las chiquillas no deberían utilizar zapatillas de ballet porque de ningún modo sujetan el tobillo.

Cuando empieza el calor deben andar con chanclas que tengan protección por la parte superior o incluso seleccionar zapatos con los que pueda airearse la extremidad que va desde el tobillo hasta los dedos. Todos Los especialistas en la salud del pie sugieren los calzados que tengan cordones.

Andar sin calzado cuando son chicos es conveniente para la evolución de los pies.

Si el progreso va bien, cuando cumplen 13 ó 14 años se recomienda supervisar el estilo de calzado deportivo que va a ponerse, debido a que van a poder producir infestaciones al fabricarse con materiales sintéticos.

Si las chiquillas usan mucho los disfraces originales trate de que el peso no sea elevado y por supuesto que la parte baja del calzado no sea pequeña con la intención de prevenir las contusiones de la articulación que une la pierna y el pie.

Y para concluir le advertimos que esté atento a como caminan los muchachos regularmente, debe asegurarse de las imperfecciones de la la parte más resistente del zapato, pero especialmente decántese por alpargatas que se acoplen a sus hijos y además no se deje influir por las predilecciones del momento.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr