[:es]La colocación tiene como fin dar armonía[:]

[:es]Llegó el otoño y las temperaturas no han bajado mucho, y dado que en estos días ha empezado a llover, los sujetos que disponen de jardín en la residencia de ninguna manera necesitarán irrigar. Las residencias que existen en el exterior del centro urbano suelen ser las que incluyen plantas en sus terrenos y para sus propietarios vamos a dirigir este artículo.

Cuando se quiere crear un jardín bello deberíamos de tener en cuenta los aspectos que vienen a continuación: el estilo, el orden de los elementos, la proporción y la repetición. Seguidamente vamos a exponer cada punto:

La disposición en un jardín con pozos y sondeos será la que estructura el volumen de las cosas en un paisaje, principalmente entre las flores y su ámbito. La colocación tiene como fin dar armonía a las imágenes. La personalidad se obtiene manteniendo el mismo patrón en su formación. La reiteración va a consistir en descubrir los componentes más utilizados y de esta forma se adecuen a el ambiente y por tanto que de ningún modo veamos desigualdades que sorprendan a la vista.

Los componentes básicos de todo jardín suelen ser: La escala de los elementos que nos concreta el vínculo con el ambiente que nos rodea. La magnitud de su composición junto con las plantas que lo forman deberían ceñirse al sitio que habilitemos para ello y a las proporciones de la casa.

El color que damos al jardín es un elemento relevante y es que tiene que haber consonancia entre las plantas, los muebles y los elementos arquitectónicos. Es bueno tener en cuenta que una gama de colores proporciona consonancia y tonos distintos producen desigualdad. Podemos decantarnos por un jardín de colores suaves que van a dar sensación de relajación o también de colores más animados de cara a crear un entorno diferente.

Las líneas van a ser otro de los puntos fundamentales que debemos valorar puesto que las

curvadas y ligeras evocan a esos jardines británicos, bastante románticos, y las trazados rectos y con angulos van a dar una imagen más seria.

La textura y forma de los muebles y las plantas se considera otro asunto imprescindible que hay que tener en cuenta. El entramado atrae al sentido de la vista y del tacto al obervar la integridad de la obra.

De cara a regar las plantas, la mejor elección será la pequeña rociadura que desprende una llovizna bastante delicada con el fin de no hacer daño a las plantas y flores que son más delicadas. Se pone de una forma muy simple ya que las cañerias van a estar en la zona externa y bastantes partes de esta técnica de riego van a ser las mismas que se usan en el sistema por goteo. Nos conviene instalar los rociadores con una separación de 2 ó 3 metros tratando que cada uno moje a su compañero.

Las cosas buenas de la técnica de micro rociadura resultan ser: La gran cobertura de la irrigación cuando se trata de una zona grande como puede ser un jardín con piedras en el cual el goteo no va a ser útil.

Utilizaremos bastantes menos conductos que en el goteo, lo que conlleva una buena conservación de el sistema e incluso bastantes menos desembolsos, se reduce el riesgo de roturas y el agua estará mucho mejor distribuida ya que serán necesarios bastantes menos aspersores.

Todos los rociadores van a estar en altura y de ninguna manera se deben poner bajo tierra como ocurre en la modalidad por goteo además de que resultan bastante más estéticos.[:]

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr