El turismo rural presenta varias modalidades

Charlaremos de recorridos rústicos y también ambientes naturales con la intención de ir de vacaciones, pero de momento conoceremos todo lo que comprende el turismo : Hospedajes, pasaje, viajes a las ciudades, viajes a la montaña y por supuesto el turismo de playa, los guías de viajes, las adquisiciones que hacemos en los viajes, las transacciones, las asambleas, los animadores de los alojamientos, y muchas más cosas. El turismo ha llegado a ser determinante para cualquier país, abarca muchos sectores y genera muchos puestos de trabajo. El sector turístico evoluciona con el propósito de ajustarse a las peticiones de los clientes de nuestros días.

El turismo moderno ha de descubrir como se van a restringir los recursos básicos para su funcionamiento y por supuesto cómo van a ser las preferencias de los adolescentes.

El sector turístico origina trabajos en la temporada veraniega poco competentes, los principales suelen ser en hostelería, restaurantes y también espacios para el ocio como en hotel rural las grullas en badajoz. En esta parcela de ninguna manera se están arruinando los oficios, podemos ver una transformación de los trabajos con el objetivo de adecuarse a los requisitos de los excursionistas y sin duda a las limitaciones ambientales que existen.

La especialización permanente es realmente crucial de cara a afrontar este cambio, queremos una forma de viajar que respete la flora y la fauna.

El turismo rural presenta varias modalidades: el turismo relacionado con la naturaleza, el agroturismo, el turismo verde y el turismo equilibrado. El turismo de montaña nos permite realizar las diferentes variedades de turismo que hemos nombrado anteriormente, por tanto podremos entrar en un huerto en una sierra en donde estaríamos practicando turismo agrario o incluso filmar aves, se conoce como turismo relacionado con la naturaleza, que en realidad es contemplar la flora y la fauna en vivo.

Al practicar turismo relacionado con la agricultura vemos cómo es la vida en una granja y por supuesto los trabajos que se llevan a cabo, el labriego deja a los viajantes su huerto con el objetivo de que conozcan este modo de vida. Con este tipo de turismo, los campesinos obtienen unas ganancias dado que los hortelanos distribuyen su propia producción, en definitiva enseñan una manera de vivir desconocida a los clientes que se decantan por esta opción.

El turismo al aire libre en ningún caso únicamente va a ser un modo de llegar a conseguir un turismo sustentable que combata con los desarrollos incontrolados del turismo costero, sino que más bien es realmente una manera de proteger y enseñar una manera de vivir que llegó a ser típica de nuestros antepasados y además patrimonio de la cultura, dado que en otras épocas de ninguna manera podíamos encontrar capitales tan concurridas y las personas vivían en pequeños pueblos con su propia cultura.

Al turismo de campo lo han relacionado con el color esperanza para distinguirlo del color cielo, mucho más relacionado con turismo veraniego, y al turismo de nieve lo distinguimos con el tono blanco.

Por tanto el turismo al aire libre diremos que es una actividad que se desarrolla en un entorno rural, la mayoría de las veces en pueblos o incluso en el exterior del centro urbano. Los alojamientos son realmente caseríos que se rehabilitan y se adaptan, ofreciéndonos un servicio de calidad. Podremos saborear la comida típica de estas villas. El turista podrá estar en un entorno apacible, va a poder descansar y tener distintas experiencias que le fascinarán.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr