Cambiar algunas rutinas en la relacion

Poseer sueños eróticos puede ser asiduo tanto en ellos como en mujeres, germinan de nuestra ilusión como   una medida   de complacer experiencias ó situaciones, que por alguna situación, no  las podemos llevar a cabo ó no las necesitamos consumar, por ello se habla de ” la imaginación al poder ” el sexo masculino pueden ser más practicos  en sus fantasías, les gusta hacer, y también dejarse dirigir, en cambio las chicas son muy emocionales.

El erotismo casi siempre es una parte del planeta que el 100% queremos vivir, con las  imaginaciones  se reavivan pasiones, se pierden miedos.

Escorts Barcelona

Puede ser una forma creativa,  para combatir  la rutina  a la que nos vemos unidos  en varios   acontecimientos de la realidad,   comprendiendo que el placer enfunda y estimula a todos los actores de nuestra creatividad.

Existen ocultas o públicas, picantes, apasionadas, pendiendo de su intensidad, la cantidad es casi impensable  y varían  con su uso.

Consumarlas en verdad, será un desafío, factores favorables ó un fracaso, sin embargo la mayoría de las veces nos recuperan de la repetición   y su práctica, al mismo momento que conocemos mejor la  sexualidad.

Las escorts   son cómplices, discretas y proactivas   que  hacen   esas ficciones en la alternativa  más verdadera   y trata de hacer realidad   caprichos únicamente imaginados en sensaciones   muy próximas a la realidad.

Estas escorts se convierten en la picara estudiante. No existe nada más especial que compartir sueños con mujeres, que no te  juzgan  de nada,  no varía su manera de considerarte y comparte el gozo a tope.

Fantasías ardientes de la fémina

1. Ficciones con su cónyuge (las lícitas). Lo atractivo de estas fantasías es que existen demasiados probabilidades de que se  conviertan realidad. Tener hacer el amor de forma salvaje,tener sexo en el mar, en la cocina, en casa de un amigo, utilizar aparatos propios de un sexshop.

2. Hacer el amor con una mujer que no es tu pareja. Con un amor de la juventud, con un conocido, con alguien nuevo. Disponer de una relación de cónyuge no consigue que necesariamente nos dejen de atraer el chico o que no podamos  recordar    ocasiones de la juventud  llenas de frenesí

3. Hacer el amor con otra mujer. En la fémina no hay muy comunmente  los complejos eróticas con aquella clase de prácticas    como en el chico  y por lo normal no se fantasea con alguien conocidos sino con una persona que sabe satisfacer aquello que se reclama.

4. Manejar o sentirse la manejada. Como que nos azoten, Sexo apasionado o forzado, etc. no agresivo. Habitúan ser imaginaciones que la fémina únicamente comenta a su pareja siempre que la seguridad o la vinculación sexual resulta muy alta, suele ser una manera de desear  desenfrenarse, pero a la inversa también suele ser habitual manejar alguien que les domina o el cual tiene mucho poder o energía.

5. Tener gozo con la boca. Es la imaginación por excelencia que produce muchos instantes apasionadas, en el que el patrón de sujeto que nos cautiva se muere por darte placer con el tener placer oral igual como un esclavo  y que  posee igual como tú.

6. Pasión maternal. Las hace sentir la tranquilidad de que su deseado no se transformará en vapor en un instante, su deseo por su chica es perpetuo y combinar su código genético con el tuyo, es el sumun de esta lujuria eterna.

Escort Barcelona

La circunstancia nos muestra que esa sensualidad tenemos que controlarla, sale prohibitiva

7. Hacer el amor en grupo. Los sueños por ejemplo  hacer tríos, ver a algunos, etcétera nos consigue apreciar que necesitamos perder estos escrúpulos de la pasión y la forma de confirmarlo es en compañia.

8. Frenesí tipo telenovela de amor. Ser bastante  guapa que el chico amado   no suele contener su frenesí  y permita percibir igual que una Venus y que en su realidad sea impensable otra fémina. Un amor tipo “lo que el viento se llevo”.

9. Ser  stripper o escort. Es una imaginación en la que un sujeto nos abona por complacer los intereses eróticos y camufladas de doctoras nos hace sentir irresistibles, manejando  el arte del frenesí regresando loco a un hombre en la cama sin verguenza y sin que importe el tipo de vínculos ardientes.

10. Erotismo casual o ” aquí te pillo aquí te mato”. Aparece el venerado deseo porque si, lo deseoamos y ya llegó sin prejuicios, un anónimo para un instante de gran deleite indistintamente del lugar en el que nos encontremos. Esas ocasiones suelen terminar en gatillazo casi siempre.

Fantasías eróticos del señor

1. Ficciones con su pareja. Les gustaría disfrutar de sus fantasías con la señora que se elige como acompañante, por ejemplo imaginarla igual que un papel sensual, hacer el amor en lugares públicos, en el trabajo, en el lavadero, en un baño publico, etc…

2. Deseo con una extranjera. Es una medida de sentir nuevamente la pasión, el frenesí apasionado, sería con una íntima, una querida, un amor de la juventud o una imagen publicitaria.

3. El cual sus acompañantes se toquen los genitales delante de ellos. El percibir a la mujer deseosa de frenesí tocándoselos genitales, le permite verse ansiado con igual nivel  que él, resulta una ilusión en la cual el reflejo de sus antojos provoca una sensación de poner en común natural  placer y agradarla es el mayor de éstos.

4. Deseo oral. El deseo oral es una manera de ejercer sexo que nunca consigue demasiado espacio únicamente lo practicaban las escorts  y los ennoviados rechazaban este tipo de prácticas, por lo que el sueño  es percibir que lo consigue por que disfruta tanto como tú y disfruta similar ó más que en el momento que él se lo realiza.

5. Hacerlo por detrás. A los hombres les interesa realizar el realizar el amor por detrás ha sido una medida de sentir el dominio absoluto de su novia y por el relieve de aquella costumbre el agrado para ellos ha sido esplendoroso.

El ano puede ser una zona erógena, bastante más para ellos que para las esposas, por algo se comenta que el punto G de los varones se encuentra en esa región, esta clase de vivencias no se corresponde nada de tendencia sexual en claro, el acariciar esa zona suavemente con el dedo provoca un gozo magnífico, para los que desean intentar sensaciones exhaustivas, experimentadla, no la olvidaréis.

6. Dominación. Las ganas de dirigir a su señora guarda como fin  conseguir pasarlo bien para llevarla a un punto que la enloquezca, cuando la imaginación ha sido que te posean ( que te aten las muñecas ) ser usado sexualmente produce un éxtasis al cual no te deberás aguantar dejándote empujar por  su voluntad la cual desea empujarte al placer más impensable de tu realidad

7. Hacer el amor con dos o más personas. Sentirse suficientemente  robusto  para hacerlas gozar a todas con múltiples orgasmos, ser codiciados como un dios del Olimpo provoca un ensalzamiento de la lívido absolutamente maravillosa.

8. Percibir a su señora con otra fémina u algún señor o el único con otro sujeto. Observar a su novia ser tocada y manteniendo idilios con una chica genera  una sensación de excitación porque al fin ellos las domina a las 2. Sin embargo el verla con algún sujeto le consigue vivir antojos de poseerla aportar todo el deseo que ella necesita.

Si el sueño aparece a solas con otro hombre no entraña ser homosexual  además la curiosidad de  acariciar un torso que le resulta familiar perfectamente y con el que comparte experiencias similares.

Escort Mallorca

“experimentar a menudo te da plenitud”

9. Voyeur y exhibicionismo, orgias. El lugar opuesto del erotismo de carácter discreto y no público, es la exhibición, sentir como uno no acata las normas de la adecuada cortesía genera un deleite total, es querer liberarnos del sentido aburridísimo de la verguenza, mirar como otro (voyerismo)  u   otros   consuman deseo activa esta impresión de gozo puro y sin límites.

10. Convertirse en una escort. Puede ser una fantasía en la que este polo afeminado que todos los sujetos albergan, quiere experimentar el desdoblamiento de los sentidos, notarse  completamente especial y vivirlo con descaro y sin pudor para ello la lencería, disfraces, plataformas, tangas etc. les hace percibir ser la señora que les gustaría probar, la imaginación no supone ningún género de feminización del hombre resulta un experimento más psicológico que corporal.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on Tumblr